"Hay algo que debéis entender de mi forma de trabajar. Cuando me necesitáis y no me queréis, debo quedarme. Cuando me queréis, pero ya no me necesitáis, debo irme... Es un poco triste, pero es así"- película: La niñera mágica.

(Sin embargo, a pesar de mi ausencia física, me tendréis allí donde me necesiten)


5 de febrero de 2013

Para ella el amor correctamente ejercido duele


Verónica Jordán Vale!te reto con otra frase que hace poco he leído y me pareció interesante:Era de Mavis una romantica pragmática:Para ella el amor correctamente ejercido duele.Que opinas?tiene razón?


Bueno, quizás tengamos que pensar que el amor se dirige siempre hacia algo, hacia lo que llamamos un "objeto de amor". Dicho objeto no siempre tiene que ser una persona, puede ser objeto, animales, etc. Pero vamos a pensar que la persona que amamos no la amamos por casualidad. En todo caso la podemos llegar a conocer por casualidad, pero el sujeto se enamora de aquello que esa persona representa. Y lo hace evocando en el enamorado una serie de cosas que tiene que ver con imágenes previas que han conformado el objeto que se ama. Entonces el sujeto amado, es siempre algo que tiene que ver con uno mismo, con nuestra historia, con aquello que hace que refracte en nuestro interior una imagen que ya estaba. Podemos decir que esa persona delante nuestro no es más que un gran evocador de algo previo y donde se puede dar rienda suelta a todo eso que llamamos amor.
Pero claro... el amor no tiene ni una sola forma ni un solo color. Cada uno va conformando esas formas de amar y por un efecto reflejo ser amado.
¿Cómo ser amado? Como cada un o vivió el amor. Cuando nuestras relaciones amorosas primarias han sido tortuosas el sujeto se encontrará en esa tortura llamada amor. Y si lo aman de otra manera particular no será amor. Por el contrario si fue amado como príncipe o princesa solo encontrará el amor en aquella mirada que le devuelve dicho estatus. La repetición, como forma de satisfacción está servida.
Y luego de esta breve introducción una breve respuesta. Freud descubre que lo primero que hubo fue insatisfacción y luego satisfacción. Los humanos conocemos el placer a través del displacer. Dicho de otra manera, el que más ha sufrido displaceres es el que más posibilidades tiene de disfrutar de los placeres. El bebé no sabe qué es el hambre, ni qué es la satisfacción del mismo. Por el reflejo de succión va a tomar su primera "teta" y llenará su estómago de leche. Hasta aquí todo bien, no siente placer porque no ha sentido hambre, nunca tuvo el estómago ni lleno ni vacío. Sin embargo, luego de digerir esa leche, sentirá un vacío y una necesidad de llenarlo. Conocerá lo que es el displacer, el hambre, y buscará saciarlo con otra toma de leche. Es ahí a través de apagar el fuego del displacer como conocemos el placer. Y también como empieza esa relación con el otro que nos satisface.
Entonces, cuando hay amor, hay amor de un objeto negado, perdido y lo que popularmente tenemos es el sustituto de ese amor que pudimos tener pero no pudimos ni debimos quedarnos en él. Esa pareja ocupa el lugar del vacío del amor, y lo llena. Nos hace sentir de alguna manera familiarizados con nuestros amores primordiales, esos que ni siquiera tienen palabras pero a su vez satisfacen. A veces con caricias, a veces con peleas, pero satisfacen. Son esa leche en el estómago que rellenan la falta de un amor prohibido.
Ahora... la pregunta es... ¿Cómo no va a doler el amor cuando existe la posibilidad de la pérdida? La posibilidad de dejarnos en el mas absoluto displacer. De dejarnos sin ese reflejo que nos hace amados. ¿Cómo no va a existir dolor ante la posibilidad de la pérdida que a su vez nos deja en el recuerdo de esa herida narcisista de no haber podido quedarnos con mamá o con papá por siempre?
El amor calma algo... el amor a una persona, a una mascota, al dinero, a un objeto... pero a la vez amenaza con su pérdida y dejarnos a nosotros mismos con ese dolor de uno mismo. El amor es narcisista, se ama porque nos produce sentimientos, nunca es desinteresado. A la madre le cuesta que sus hijos se vayan, no exigirles... la demanda... demandamos a nuestros amores para que nos satisfagan como si siguiéramos pidiendo esa teta que nos quitaba el displacer.
Entonces... lo que dice la autora puede referirse a muchas cosas. Porque también por amor tenemos que aprender a dejar ir... aprender a amar en la libertad al otro, y eso siempre duele. Cuando la pareja sufre, se tiene que ir, cuando los hijos crecen, se tienen que ir o cuando pequeños no nos podemos quedar con mamá o papá, y luego nos tendremos que buscar otros... renunciar a ese espejo llamado amor es difícil, y a su vez necesario. Creo que se refiere a ese amor, donde el amar, nos da placer, pero como la teta, en algún momento hay que dejarla...

Entonces amar, y saber de su posible pérdida, conlleva necesariamente una cuota de dolor, pero a su vez, un dolor por amar.
Y cuando esta pérdida es negada, es cuando aparecen los síntomas, los de no renunciar al amor, o los de no aceptar el amor por su pérdida, o por el dolor que implica para algunos el simple hecho de amar. Porque amar trae recuerdos en forma de sentimientos y sensaciones, en algunos casos placenteros, en otros dolorosos, pero siempre el amar un objeto implica desplazar a otro de ese lugar primordial de objeto de amor.
Amar en plenitud es estar consciente del desgarro que puede implicar la pérdida y no por ello intentar luchar con la realidad y el mundo. Entonces amar, implica también pérdida y luto, pero de eso se trata... de saber que en definitiva todos los objetos son sustitutos de otros, y el amor, como el ave Fenix, se renueva en un nuevo objeto... objeto que llamaremos "de amor".

Sergio Alonso Ramirez
Psicólogo - Psicoanalista


No hay comentarios:

Publicar un comentario

psicosujeto psicoanalista Sergio Alonso Ramirez Madrid centro La Latina Ruben Dario Argentino psicólogo psicologo análisis analista psicología psicoanálisis ayuda angustia depresión amor tristeza felicidad Obsesiones consultorio consulta psicológica psiconalítica Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, depresión, terapia de pareja, TOC trastono obsesivo compulsivo, histeria, trastorno por conversión, ataque de pánico ansiedad, miedo, fobia, sexualidad, afecciones físicas con implicancia psicológica capital La Latina bruxismo, dolores 28005 atención on line online www.psicosujeto.com. Buen Bueno