"Hay algo que debéis entender de mi forma de trabajar. Cuando me necesitáis y no me queréis, debo quedarme. Cuando me queréis, pero ya no me necesitáis, debo irme... Es un poco triste, pero es así"- película: La niñera mágica.

(Sin embargo, a pesar de mi ausencia física, me tendréis allí donde me necesiten)


27 de marzo de 2013

Cuando la salud mental se convierte en negocio

El otro día estaba viendo avisos de psicólogos a ver como los estructuraban. Y me encontré con una sorpresa... Parece que estamos habitados por elfos que viven cientos y cientos de años.
Me explico: El mundo de la psique humana es muy amplio y vasto. Hay ciertos conocimientos generales, pero a su vez hay diferentes corrientes que sostienen diferentes cuestiones con respecto a la mirada que posan frente al sujeto. Ahora, cada una de estas corrientes es tan grande y tan larga (algunas más complejas que otras) que se tarda prácticamente una vida entera en poder profundizar en
una de ellas. Inclusive dentro de una propia corriente (psicoanalítica, cognitiva, conductual, sistémica, gestáltica, etc) pueden llegar a haber sub-corrientes de diferentes autores que también implican mucho tiempo, no sólo leerlos, sino incorporarlos como herramientas que se adhieren al sujeto y lo transforman de una manera particular que luego se utilizará para su trabajo. Aún así a su vez se puede especializar la persona en un rango específico, como niñez, adolescencia, adultez y vejez. O por el contrario abarcar todos desde una corriente concreta.

Al ver los anuncios me encontré que muchísimos psicólogos eran:
Psicoanalistas
Sistémicos
Cognitivos
Gestálticos
Conductuales
Humanistas

Es decir, como si intentasen vender algo así: "vendo mucho por el mismo precio que el que vende uno solo". Esto es, evidentemente, una falacia. En particular porque ciertas corrientes van justamente en contra de lo que dicen otras. No parece demasiado ético esta cuestión mercantilista de la profesionalidad y salud mental.
Sin embargo tampoco puedo pensar que todo cae sobre ese profesional élfico que ha vivido como mínimo 500 años y que parecen de treinta y pocos o cuarenta, sino que me planteo que para sobrevivir tienen que ajustarse a un discurso social que pretende vender como los chinos "Mucho y barato". Y si se ajustan a una demanda social, la gente desde su desconocimiento diría "pues voy a este que maneja todas las corrientes".
Así como sucede en la realidad, lo que suele ser abundante y barato no siempre conlleva calidad, sino la apariencia de un enriquecimiento ficticio. Hay cosas que sí lo pueden ser, claro está, pero hay construcciones tanto concretas como del pensamiento que conllevan mucho tiempo, inversión y un coste importante.
Supongo que las sociedades se regulan (o no, y desaparecen) y cada uno compra lo que siente que merece según su propia sintomatología. Aquél que quiere volver a ese estado infantil donde todo lo podía y tenía, pagará "poco" por tener "mucho", cuando en realidad estará cayendo en una falacia, y realmente estaba obteniendo lo que está pagando "barato por poco".
Lo que cuesta, vale
y lo que vale, cuesta

Lo cierto es que los viejos refranes no se han creado por nada y "El que mucho abarca poco aprieta".

Sergio Alonso Ramirez
Psicólogo - Psicoanalista


No hay comentarios:

Publicar un comentario

psicosujeto psicoanalista Sergio Alonso Ramirez Madrid centro La Latina Ruben Dario Argentino psicólogo psicologo análisis analista psicología psicoanálisis ayuda angustia depresión amor tristeza felicidad Obsesiones consultorio consulta psicológica psiconalítica Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, depresión, terapia de pareja, TOC trastono obsesivo compulsivo, histeria, trastorno por conversión, ataque de pánico ansiedad, miedo, fobia, sexualidad, afecciones físicas con implicancia psicológica capital La Latina bruxismo, dolores 28005 atención on line online www.psicosujeto.com. Buen Bueno