"Hay algo que debéis entender de mi forma de trabajar. Cuando me necesitáis y no me queréis, debo quedarme. Cuando me queréis, pero ya no me necesitáis, debo irme... Es un poco triste, pero es así"- película: La niñera mágica.

(Sin embargo, a pesar de mi ausencia física, me tendréis allí donde me necesiten)


8 de abril de 2019

Ella quiere ser chupada por el vampiro

Ella quiere ser chupada por el vampiro, le encanta la idea de que ese ser extraño, poderoso, sobrenatural la use y la necesite para su subsistencia. De golpe, ella, una simple mortal, una que tiene, o no tiene, lo que cualquier otra, sería especial, especial para la necesidad de él, que tiene todo lo que ella no. Él que es fálico, a partir de su necesidad, la hace fálica a ella. Se fusionan en la pasión, en la necesidad y en el lugar particular que ocupa uno en el otro. Todos le dicen que es peligroso, que incluso podría perder la vida, pero ella no quiere dejar de ser todo lo que él necesita. Porque puede que ella no tenga lo que él, pero ella es lo que él necesita, por ende tiene su poder a partir de su necesidad. Hacía tanto que no se sentía así de especial. Es más, nunca recuerda haberlo hecho, aunque algo peculiar la atrae, como si tuviese un recuerdo que no puede evocar. 
¿Cómo hacer caso a todo lo que dicen cuando ella es ese objeto especial de él? ¿Cómo abandonar a quién le chupa la sangre y la hace especial en un mundo donde todos son sombras buscando cuerpos?
Pero un día se dio cuenta de donde venía su recuerdo. Fue el día que nació su hijo y se cruzaron sus miradas. Ahora su pequeño vampiro la mira casi igual que su marido chupa-sangre. Y ahí pensó y dijo: "creo que el recuerdo es de cuándo yo lo era todo para mamá". 
En ese momento pego un pequeño grito y miro a su niño, ya había clavado sus dientitos en la teta, que ahora le daba sangre y leche. Y lo miro con cara de amor y complacida porque sabía que siempre seria importante para alguien, a pesar y gracias a que él otro la necesitaba. 


Sergio Alonso Ramírez


Psicólogo Psicoanalista

4 comentarios:

  1. La adulación desmedida, demerita injustamente las virtude. Pero al no poder recurrir a otro método más que a la palabra es preciso indicar que la adulación es poca para tan grande expositor de psicoanálisis, como lo es usted sr. Sergio
    Mis más amplias y sinceras felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudas palabras!!! Agradezco mucho semejante halago, por cierto, inesperado. Uno nunca sabe por dónde va a ciencia cierta, pero va!! Gracias!!

      Eliminar
  2. En ese punto donde creo ser un "ser" especial para el otro y me oferto a satisfacer sus necesidades, me olvido y anulo como sujeto deseante. Excelente exposición. Un abrazo y me encantan tus videos y escritos.

    ResponderEliminar

psicosujeto psicoanalista Sergio Alonso Ramirez Madrid centro La Latina Rios Rosas Argentino psicólogo análisis analista psicología psicoanálisis ayuda angustia depresión amor tristeza felicidad Obsesiones consultorio consulta psicológica psiconalítica Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, depresión, terapia de pareja, TOC trastono obsesivo compulsivo, histeria, trastorno por conversión, ataque de pánico ansiedad, miedo, fobia, sexualidad, afecciones físicas con implicancia psicológica capital La Latina bruxismo, dolores 28005 28010 atención on line online www.psicosujeto.com. Buen Bueno