"Hay algo que debéis entender de mi forma de trabajar. Cuando me necesitáis y no me queréis, debo quedarme. Cuando me queréis, pero ya no me necesitáis, debo irme... Es un poco triste, pero es así"- película: La niñera mágica.

(Sin embargo, a pesar de mi ausencia física, me tendréis allí donde me necesiten)


5 de mayo de 2007

¿Y que camino debería tomar?


“A Pedro siempre le gustaron los jardines, las flores y plantas. Su habilidad natural es la jardinería. Pero en la medida que va creciendo las cosas comienzan a desdoblarse. "La felicidad no está en la tierra, ¡¿que va?! Esta en conseguir todo aquello que lo hace feliz, una mujer u hombre bonito, una casa espectacular, un buen trabajo donde gane mucho, etc". Y claro está, a la hora de comentar que le gustaría ejercer de jardinero, la expectativa de "los otros" terminará por obnubilar su propio deseo. Le han dado “estudios” para que se haga un profesional, no un simple “jardinero”. Con lo cual pedro ya no sueña con ello. Ahora su meta es estudiar “una carrera con salida”. Estudiará dicha carrera no con mucho gusto durante 5 años o más. Después buscará trabajo de ello, pero tendrá que someterse al mismo más horas de las debidas si quiere llegar a que lo asciendan. Y si lo logra se cumplirá su sueño, comprase una casa con jardín para poder cuidarlo los fines de semana. Pero... Ups… Los fines de semana está cansadísimo, y contrata a un jardinero. Pedro no se siente bien, no está a gusto, ya ni sabe porque, pero el hecho de pensar en el coche que se comprará lo hace sentir mejor. Ya que seguro que con ese coche nuevo será mas feliz porque con el aire acondicionado, reproductor, pantalla gigante y vacaciones exóticas, no pareció funcionar del todo”

Una vez me dijo una psicoanalista: “Los medios de comunicación parten al medio al adolescente” Esta frase se quedó atascada en mi mente. Me comentó la influencia que tienen sobre los mismos, y después, observando a los adultos pude comprenderlo con más claridad.
Lo que hacen es un trabajo simple. Transformar lo que sentimos, los deseos, en objetos, en "otros objetos", los cuales luego te los venden ¡claro! Pero esto que parece tan obvio en un principio es algo que queda tan atascado en nuestra mente que la gente tiene la idea de que cuando obtengan aquellos objetos (Piso, coche, televisor, etc.) serán más felices. Incluso suelen evaluar un trabajo en base a cuanto pagan solamente. Después, evidentemente, vienen las decepciones. El problema de esta idea de “la felicidad a través de los objetos” es que ya no se utilizan como medio para expresar lo que sucede dentro nuestro, sino que en el objeto mismo se encuentra oculto aquello que nos hace felices. Y el inconveniente es que esa felicidad suele ser efímera. En tanto sea una sensación interna, es imposible que la encontremos en un objeto externo.
Constantemente vemos anuncios que dicen “con eso serás feliz y aceptado”, y algo de efectivo en su mensaje deben tener ya que se dedican a vender así a nivel mundial.

¿De qué sirve tener mucho si no lo puedes disfrutar?

¿Sabían ustedes que cuando una persona está deprimida o triste tiende a comprar mucho más que otra que se encuentra bien? Y esto de las compras se puede volver algo compulsivo. Estamos muy acostumbrados a buscar fuera lo que nos falta por dentro. Buscamos, compramos, somos felices… y luego, después de algunos días, sentimos nuevamente la necesidad de buscar fuera aquello que creemos no tener dentro o no animarlos a buscarlo.
Encontrar la felicidad es un trabajo interno, no externo. Mucha gente se siente perdida o frustrada. Quizás el camino sea animarse a acercase de a poco a aquellos sueños que tenemos sepultados o pretendemos llegar por los caminos más lastimosos. Algunos autores dicen que cuando se encuentra el camino propio las puertas se abren automáticamente. Porque cada uno de nosotros tiene un lugar en el mundo que es de uno y nadie más. No es necesario luchar por él, ni competir, es un lugar propio. Pero la única forma de encontrarlo es animarse a explorarse, a encontrar eso que siempre te ha gustado pero tantas veces te lo has negado que ya lo tomas por un “hobbie” o un sueño, ¿Por qué? Quizás no puedas hacerlo de golpe, todo lleva su proceso en la vida, pero si te animas, ve haciendo poco a poco cosas que te den placer. No piensen en cuanto te redituará económicamente, o si eso te dará un cuerpo para ser aceptado, etc. Sino, hazlo porque te place. Porque hacer lo que a uno le place lo lleva siempre a hacerlo bien y hacerlo bien siempre te lleva al camino de las puertas abiertas.


Sergio Alonso Ramirez
Psicólogo Psicoanalista


3 comentarios:

  1. Muy bueno este artículo. Da fuerzas para animarse a hacer cambios importantes. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Muy buen comentario Sergio, yo hace unos años que decidí psicoanalizarme porque había preguntas dentro de mi que no sabia encontrarles una respuesta y eso me causaba mucha angustia, la verdad es que vale la pena empezar un psicoanalisis, ahora soy mucho mas consciente de lo que realmente deseo en mi vida y tambien he sabido buscarles la respuesta a esas preguntas que tanto malestar me producían . Gracias por transmitirnos ese saber que nos ayuda a vivir mucho mejor de lo que uno puede creerse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias por el comentario y por leer el artículo. Se trata en un principio de poder aportar una lógica diferente, algo que pueda ayudar a que cada uno se encuentre en su propia historia y realidad.
      Saludos

      Eliminar

psicosujeto psicoanalista Sergio Alonso Ramirez Madrid centro La Latina Ruben Dario Argentino psicólogo psicologo análisis analista psicología psicoanálisis ayuda angustia depresión amor tristeza felicidad Obsesiones consultorio consulta psicológica psiconalítica Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, depresión, terapia de pareja, TOC trastono obsesivo compulsivo, histeria, trastorno por conversión, ataque de pánico ansiedad, miedo, fobia, sexualidad, afecciones físicas con implicancia psicológica capital La Latina bruxismo, dolores 28005 atención on line online www.psicosujeto.com. Buen Bueno