"Hay algo que debéis entender de mi forma de trabajar. Cuando me necesitáis y no me queréis, debo quedarme. Cuando me queréis, pero ya no me necesitáis, debo irme... Es un poco triste, pero es así"- película: La niñera mágica.

(Sin embargo, a pesar de mi ausencia física, me tendréis allí donde me necesiten)


8 de julio de 2012

El mago de Oz y su camino

"Si has perdido el rumbo, escúchame, llegar a la meta no es vencer, lo importante es el camino y, en el caer, levantarse, insistir, aprender" - El mago de Oz.

Esta frase está sacada de una película muy conocida por mucha gente que se llama "El mago de Oz". Sin embargo puede parecer un cliché, o simplemente una frase alentadora. Si lo vemos desde un punto de vista psicoanalítico puede tener un significado mucho más profundo. No profundo porque oculte mensajes secretos, sino porque su significado apunta a algo constitutivo del sujeto.
Lo que nos lleva a preguntarnos qué es un sujeto. Y si pensamos en las pulsiones, que son "impulsos a", pero que no tienen control y buscan satisfacerse, el sujeto es aquello que tiene que lidiar entre lo que las pulsiones demandan y el exterior permite. Es decir, el sujeto es esa lucha constante (justamente quien aparece como "control" de las mismas), ese árbitro entre dos grandes demandantes, pulsiones y realidad, es aquel que queda en el medio intentando lograr que lleguen a sus metas según un medio y contexto.
Sin embargo... la pulsión tiene un fin... satisfacerse. Por eso es un "impulso a". No es algo que tenga miramientos, sino que busca, desesperada, su satisfacción. Es el sujeto quien la refrena, le indica cómo puede hacerlo, dónde o inclusive a través de síntomas. Y hablamos de sujeto en este caso refiriéndonos a todo su aparato psíquico.
Pero la cuestión es que la pulsión, como el deseo, tiene un inconveniente: que una vez completamente satisfecha desaparece en el sentido que no tiene razón de existir. Por eso hablaremos de satisfacciones parciales, de transmutaciones del deseo, de diferentes objetos que permiten que la pulsión se satisfaga. Porque como el deseo, si se satisface completamente... no quedaría nada. Si no hubiese algo que intenta encontrar su meta, su satisfacción, si no hubiese un aparato psíquico que la detiene haciéndola pasar por su propio laberinto, no existiría ni la pulsión, porque una vez satisfecha completamente no tiene razón de ser, ni tampoco el sujeto, ya que el mismo es ese aparataje entre aquello que busca encontrar sus metas en el exterior y lo que se puede.
Entonces, ese conflicto de intereses, esa lucha, es el sujeto en sí, y ese sujeto en conflicto, es la vida, es lo que le da "sentido" a la misma. La vida es dinámica, es un constante intentar "algo" en cualquier organismo, cuando todo estuviese hecho ya no hay vida, porque no hay nada pendiente.
Con lo cual, si podemos entender al sujeto como un eterno gladiador, luchador, corredor, mediador, podemos entender al sujeto como vivo y así comprendemos que esa frase del Mago de Oz no es algo sólo para animar a la gente, sino que lo que te dice es simple:
Que cuando llegaste a la meta, esa carrera se acabo, murió, ya pasó. El sujeto es quien corre la carrera de su vida (con innumerables mini-metas), porque cuando llega a la meta... la meta final, es la muerte. Y justamente se trata de aprender a vivir la carrera, a transcurrir el camino de la mejor manera posible y así vivir una vida con un sentido.

Sergio Alonso Ramirez
Psicólogo Psicoanalista


6 comentarios:

  1. Genial.
    Un detalle, entre los muchos que me han gustado de la peli, es cuando Dorothy se acerca al manzano a comer y éste se enfada y no le deja coger ninguna.
    Entonces el espantapájaros (¿carente de cerebro?) anima a Dorothy a incrementar su cabreo para que se las tiren.
    Yo interpreté como que a veces, las críticas te pueden ayudar, pueden hasta alimentarte, dándote fuerzas para seguir.
    El manzano, inmóvil e ignorante de lo que hace, arroja lo que otros pueden utilizar para poder avanzar.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho.
    Vivimos aprendiendo, pero es extraño también el momento en que se descubre lo maravilloso que es aprender...algunos más tarde, y otros, los más afortunados, antes. Yo lo descubrí hace relativamente poco y no hago más que aprender y descubrir, y por supuesto, caerme y levantarme. De eso se trata la vida! Y luego están los que dicen que el cine es sólo una distracción para tontos...Te mando un abrazo!

    Daniel

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola Sergio, me gusta la elección de la peli para ejemplificar algo tan simple y quizás por simple, difícil de practicar, muchos nos empeñamos en rodear y enrredar lo básico.
    Desde el punto de vista evolutivo también tiene su lógica, la existencia de las pulsiones, "impulsan" al organismo a moverse y no perecer en lo inerte. Gary Marcus de la universidad de NY precisamente plantea que hay que dejar de pretender alcanzar la felicidad y frustrase una y otra vez, simplemente hay que persistir en buscarla.

    Te sigo, lo sabes espero, y recuerdo (seguro yo mas que tú) cuando me miraste mis zapatos dorados y me dijiste: ¡Eres Dorothy! :-)
    Un abrazo campeón.

    Lorena

    ResponderEliminar
  5. Hola Lorena!
    Justamente, y hablando de Roma, estoy preparando una conferencia sobre.... LA PERFECCIÓN y su búsqueda, quizás fútil. Si todo sale bien y se arreglan las fechas la daré en el Ateneo de Madrid y ya avisaré por aquí. Te va a gustar seguramente, porque habla justamente de lo que comentás y de lo que dice Gary Marcus... sobre... KAMPEKI (La perfección)...

    Muchas Gracias por tus mensajes!
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Daniel:Si supiéramos la cantidad de cosas que dicen las películas... Y a veces lo escuchamos pero no oímos. A veces esas frases tan al pasar, tienen connotaciones mucho más profundas. A veces se reacionallizan, otras solo se viven. Tenés toda la razón del mundo!!! no subestimemos las producciones del humano, ya que ellas siempre hablan de su autor, el humano.

    Saludos!

    ResponderEliminar

psicosujeto psicoanalista Sergio Alonso Ramirez Madrid centro La Latina Ruben Dario Argentino psicólogo psicologo análisis analista psicología psicoanálisis ayuda angustia depresión amor tristeza felicidad Obsesiones consultorio consulta psicológica psiconalítica Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, depresión, terapia de pareja, TOC trastono obsesivo compulsivo, histeria, trastorno por conversión, ataque de pánico ansiedad, miedo, fobia, sexualidad, afecciones físicas con implicancia psicológica capital La Latina bruxismo, dolores 28005 atención on line online www.psicosujeto.com. Buen Bueno