"Hay algo que debéis entender de mi forma de trabajar. Cuando me necesitáis y no me queréis, debo quedarme. Cuando me queréis, pero ya no me necesitáis, debo irme... Es un poco triste, pero es así"- película: La niñera mágica.

(Sin embargo, a pesar de mi ausencia física, me tendréis allí donde me necesiten)


21 de enero de 2014

"Soy totalmente incapaz de mirar al futuro... me encuentro en unaencrucijada"

(Artículo de la crisis de los 30's)
Hola sergio, gran articulo y bastante esclarecedor. Yo tengo bastante claro que estoy en plena crisis , me he identificado con cada uno de los puntos que describes.
Soy muy analítico , siempre he sido racional y lógico, pero me encuentro en la situación de que ahora mismo no encuentro ninguna lógica a mi vida, o mejor dicho, no encuentro ningún "camino" lógico que tomar en ella. 
Viví una veintena muy plena, creo que no me queda absolutamente ningún deseo por cumplir, aunque la mayoría de ellos resultaron bastante decepcionantes, tanto que al poco de conseguirlo lo dejé de lado.
Lo que me motiva a escribirte esto, es que desde hace un par de años, ( tengo 35). Soy totalmente incapaz de mirar al futuro de un modo positivo, me encuentro en una encrucijada, y es que por un lado siento que necesito buscar pareja estable, centrarme en mi trabajo y cuidar de mi madre que ya es mayor, y por otro cada día siento mas deseos de mandarlo todo al carajo, liarme la manta a la cabeza y marcharme a vivir al monte. 
No entiendo las relaciones humanas , y eso me asusta porque siempre he sido muy sociable, ahora en cambio, me parece que los valores en los que se basan las relaciones son artificiales y negativos. No encuentro motivación en nada ni nadie y la mayor parte de los dias los paso simplemente esperando que llegue el dia siguiente con la esperanza de que algo me remueva por dentro ( aunque obviamente eso nunca ocurre).
Me siento muy perdido y no se como arrancar de una vez. Se que la terapia ayuda, pero no puedo permitirme pagarla, así que te agradecería mucho algún consejo.
Muchísimas gracias de antemano


Hola Quique,

Te agradezco que te pongas en contacto. 
Los analistas no damos consejos porque no tenemos la verdad. La misma hay que encontrarla en cada uno. Como en el caso que refieres "que puedas encontrar tu deseo y el mismo te sirva de brújula en tu vida". 
La crisis de los 30's es un nombre que se le pone a un estadío particular en el cual la persona viene de estar alienada con el "otro". Esto es algo normal, venimos de ser hablados por los demás, educados, respondemos a aquello que se espera de nosotros, y por ende cualquier trabajo confortable que "nos reconozca" por lo que hacemos, lo podemos vivir como un gran logro. Pero esto es un logro "para el otro" en el cual uno se refleja. Hasta aquí no hay problema, uno goza de la aceptación, las cosas están por llegar, etc. El tema es cuando hay una "pausa", un "hueco" donde la persona tiene que tomar una decisión. Pero el problema de esto es que justamente se encuentra con un problema grave, no se trata de un buen o mal trabajo, de una pareja o propiedad, sino que se trata de que la persona está tan acostumbrada a encontrarse alienada con ese "otro" que no sabe lo que quiere, no sabe lo que desea. Esto no tiene que ser algo culpógeno, nos criamos de esa manera, pero hay un momento que hay que hacer un destete y hacer ese paso crítico hacia la adultez. Esto se traduce en el cambio de "ser por lo que se tiene" a ser "por lo que se elige" es decir, por conocer el deseo propio, por atraparlo y por seguirlo. Dicho deseo es esa idea que cada uno quiere de sí mismo, que le gustaría, que lo complacería y por la cual tiene que seguir un camino. El mismo no es necesariamente fácil, pero es un camino. Es mejor encontrar obstáculos en el camino propio que mientras uno está perdido. A partir de ese momento, la guía de la vida de uno es el propio deseo. 
Pero cuidado, no se trata de un deseo de "como me gustaría verme frente a los demás", sino un deseo de "como me gustaría verme a mi mismo y que estoy dispuesto a hacer por ello" y que eso luego genere una proyección. Ahora el sujeto no se busca en el espejo, ahora se proyecta desde sí mismo hacia un espejo. 
El problema que subyace en estas escenas es que como comentas, el sujeto puede llegar a sentirse atrapado por una serie de obligaciones, de costes afectivos, de responsabilidades que ni siquiera puede llegar a sentir como propias pero que las asume como tal. Por eso hay que explorar la historia de cada uno y ver como ha llegado a ciertos lugares conceptuales. 
Otro tema es que el deseo tiene también un coste. El animarse a encontrar lo propio puede ir en contra de lo que otros pretenden sobre nosotros y con ello el miedo a la pérdida de su amor. 

En tus palabras me comentas que estabas contento en el trabajo que tenías y la situación. Pero en estos casos, con los años, la persona se da cuenta que esas escenas son circunstanciales y que cuando caen se convierten en ficticias. Obviamente es más fácil ser buen empleado que encontrar aquello que cada uno quiere en su vida. Pero lo cierto es que mientras se responde a un "otro", es ese quien se encarga de nuestro goce (un placer inconsciente que nos hace estar en equilibrio). 

Ahora bien, me pides un consejo. No lo tengo, porque no soy tu y no puedo saber si lo mejor es que cuides de tu madre, tengas una familia o te vayas de viaje por el mundo. Pero sí te puedo decir algo. Por lo que he podido ver, el deseo de cada uno es como las gafas "están tan cerca que la propia persona no se percata de su existencia". Eso que cada uno quiere suele estar ahí, frente al propio sujeto, pero a la vez oculto por una serie de cuestiones que tienen que ver con todas esas miradas que se posan en la persona, que demandan y a la vez por el precio que muchas veces la persona no quiere pagar o atravesar para ir en búsqueda de lo propio. Digamos que la persona está tan atenta a los demás que no puede darse cuenta que los está viendo a través de sus propias gafas.

Encontrar el camino propio tampoco es algo que es fácil o seguro, sino que hay que luchar por ello, a veces hacer sacrificios, renuncias, etc. Sin embargo creo que es preferible que todo esto suceda por intentar alcanzar lo propio que por estar yendo a la deriva.  

El punto de inflexión en todo esto será: "elegir", eso hace que el sujeto se decante, renuncie a unas cosas y gane otras. Y a "elegir" lo está empujando muchas veces, la angustia, ese pantalla oscura y vacía, esa libertad absoluta pero sin nada, ese limbo. Una cosa es la libertad del vacío y otra la libertad del deseo. 

Otras cuestiones es cómo hace cada uno para sostenerse en aquello que elige y si no aparecen fantasmas de su historia que tiran hacia abajo no dejando avanzar al sujeto. Pero eso ya es de cada uno y se ve en las sesiones.  

Te mando un saludo cordial

Sergio Alonso Ramirez
Psicólogo Psicoanalista. 


1 comentario:

  1. Desde mi punto de vista me parece una respuesta con todos los sus ingredientes,no es fácil encontrarte con tu propio deseo,pero esto hace que uno se pueda desenganchar del deseo del otro y pueda ver con sus propias gafas.

    Un saludo cordial, Sergio

    ResponderEliminar

psicosujeto psicoanalista Sergio Alonso Ramirez Madrid centro La Latina Ruben Dario Argentino psicólogo psicologo análisis analista psicología psicoanálisis ayuda angustia depresión amor tristeza felicidad Obsesiones consultorio consulta psicológica psiconalítica Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, depresión, terapia de pareja, TOC trastono obsesivo compulsivo, histeria, trastorno por conversión, ataque de pánico ansiedad, miedo, fobia, sexualidad, afecciones físicas con implicancia psicológica capital La Latina bruxismo, dolores 28005 atención on line online www.psicosujeto.com. Buen Bueno