"Hay algo que debéis entender de mi forma de trabajar. Cuando me necesitáis y no me queréis, debo quedarme. Cuando me queréis, pero ya no me necesitáis, debo irme... Es un poco triste, pero es así"- película: La niñera mágica.

(Sin embargo, a pesar de mi ausencia física, me tendréis allí donde me necesiten)


4 de enero de 2017

Repetimos todo el tiempo una mentira


En un capítulo de la serie “Madam Secretary” se encuentra la protagonista discutiendo con su hermano. El mismo era médico sin fronteras, pero por sostener su actividad había puesto en riesgo su situación social y principalmente estaba a punto de perder a su familia. En un momento su hermana, y protagonista de la serie, se da cuenta que no se trata de algo altruista, si bien así eran sus efectos, sino de una adicción. Es decir de un síntoma, de algo del orden de la repetición. Un acto que el hombre no podía parar de repetir una y otra vez.
Al principio del programa muestran cómo mueren los padres en un accidente de coche. El padre lo hace en el momento, la madre estaba en muy mal estado, y el niño(hermano mayor) que iba en el coche, se había salvado. Teniendo unos 9 años salió y  pidió ayuda. 
Hasta aquí todo, digamos, normal. 
Pero en la escena de la película donde se discuten sale la fórmula de la famosa repetición. 

En La repetición se goza de una negación de algo, pero no algo del presente, sino del pasado que se escenifica una y otra vez en la repetición. Por eso el objetivo o meta  de la repetición en sí no debe ser nunca alcanzado porque en realidad la repetición es aquello que está posicionado un goce. 

Estas palabras pueden ser muy confusas pero el ejemplo nos lo aclarará. 

El hombre le dice, en estado de enfado y frustración, por primera vez a su hermana, que su madre murió por su culpa, porque él no la había podido ayudar. Era su culpa que hubiese muerto. Y de ahí él tenía que repetir una y otra vez el intentar salvar a la gente en estados de emergencia, en países con terremotos o catástrofes. Se repetía justamente esos significantes: “catástrofe” “siniestro” “accidente” nada más que en la repetición él necesitaba lograr una mentira “que los salvaba”. Sin embargo para poder repetirse esa mentira tenía que hacerlo una y otra vez. Porque justamente mientras lo hacía gozaba de una negación y la misma era que “no los había podido salvar”. En el acto se renegaba la falta, la incapacidad de haberlos podido salvar y la culpa que siente el sujeto frente a la pérdida. Y en tanto podía salvar una y otra vez podía negar todo lo dicho: La pena y la pérdida. Y la pérdida lo remitía a la falta, a negarla. 

Así este hombre gozaba al repetir de negar la falta, en este caso, de la imposibilidad de hacer algo en la muerte de los padres. Algo que en su momento calló, no pudo procesar y de forma obsesiva y repetitiva intentaba desafiar a la muerte una y otra vez. 

En el guión, muy bien diseñado, muestra que al final, luego de la discusión también se va, pero esta vez, no parte a la catástrofe. En esta oportunidad  se da cuenta de algo, que si se iba perdería a la mujer y la hija. Asume la falta pero en este caso, del presente y la puede ver y sopesar. Pero sólo cuando llega a ese punto donde comenzó la repetición y pudo asumir la pérdida es cuando puede dejar de repetirla durante una vida entera. 

Esto es, como siempre, una pequeña pincelada de la teoría, pero pensemos otras cosas, como se estructuró toda una vida en función de esa escena, su carrera, sus elecciones y sus experiencias en base a una repetición. El coste de esto  fue no poder construir nada más que la negación de una realidad pasada (pero no enterrada) y el tiempo que dedicó de su vida a ello. 
Esto me hace pensar a aquellos que suponen que un análisis es caro o que dura mucho y lo que no saben que es mucho más duradero los síntomas, sus consecuencias y costes.

Sergio Alonso Ramírez
Psicólogo Psicoanalista 

PD: Por eso la mosca repite y se estrella una y otra vez contra el vidrio. Porque mientras sueña que en algún intento no estará, se olvida que siempre estuvo y goza de negar algo que está frente a sus narices. 

10 comentarios:

  1. excelente, me pareció muy buena y aclaratoria la explicación!! gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Es más narcisismo que altruismo esa actitud de entrega. Narcisismo está más cerca del goce que del deseo. La ética del psicoanálisis es ser lo más fiel posible al deseo y bajar un poco el goce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente. Pero en este caso ni siquiera parecía que pasaba por el narcisismo típico sino por el goce de la negación de su escena original.

      Eliminar
  3. Sergio, como llegar a la escena original? Hay una unica escena? Hay un unico goce?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La veces no es una escena. A veces es peor, una forma de relacionarse, la posición subjetiva frente al otro. Y no sólo llegar a verlo, sino más difícil aún, renunciar a seguir en el mismo lugar.

      Eliminar
  4. Para el psicoanalisis que significado tiene el goce?, intuyo que no es el mismo que en el lenguaje coloquial

    ResponderEliminar
  5. Sergio, volvi a leer el texto.
    Que bien explicas la repeticion, el goce y la falta.
    Reconocer y aceptar la falta tanto en uno como en el otro es sinonimo de castrarse ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por su puesto. Aunque hay que ver atentamente si ese es un reconocimiento o una queja. El caso extermo de no reconocimiento de la falta se suele ver en adolescentes o gente con síntomas neuróticos que creen realmente que hay gente perfecta y por ende ellos también buscan serlo. Ahí comienza su tortura eterna.

      Eliminar

psicosujeto psicoanalista Sergio Alonso Ramirez Madrid centro La Latina Ruben Dario Argentino psicólogo psicologo análisis analista psicología psicoanálisis ayuda angustia depresión amor tristeza felicidad Obsesiones consultorio consulta psicológica psiconalítica Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, depresión, terapia de pareja, TOC trastono obsesivo compulsivo, histeria, trastorno por conversión, ataque de pánico ansiedad, miedo, fobia, sexualidad, afecciones físicas con implicancia psicológica capital La Latina bruxismo, dolores 28005 atención on line online www.psicosujeto.com. Buen Bueno