"Hay algo que debéis entender de mi forma de trabajar. Cuando me necesitáis y no me queréis, debo quedarme. Cuando me queréis, pero ya no me necesitáis, debo irme... Es un poco triste, pero es así"- película: La niñera mágica.

(Sin embargo, a pesar de mi ausencia física, me tendréis allí donde me necesiten)


9 de enero de 2014

Generación Y - American Horror Story


¿Qué...?
¿Qué soy...?
Soy una milenaria. Generación Y.
Nacida entre el brote del sida y el 11-S, más o menos.
Nos llaman "La Generación Global".
Somos conocidos por nuestra decisión y narcisismo.
Algunos dicen que es porque somos la primera generación donde cada niño consigue un trofeo con solo aparecer.
Otros creen que es porque las redes sociales nos permiten publicar cuando nos tiramos un pedo o comemos un sándwich para que todo el mundo lo vea.
Pero parece que la única característica que nos define es una insensibilidad hacia el mundo e indiferencia hacia el sufrimiento.
Sé que yo hice lo que pude por no sentirlo.
Sexo, drogas, alcohol.
Simplemente quitarme las penas.
Deshacerme de mi madre, el gilipollas de mi padre, de la prensa y de todos los chicos que he querido y no me han correspondido.
Joder, me violaron, y dos días más tarde ya estaba de vuelta en clase como si no hubiera pasado nada.
La mayoría de la gente nunca supera cosas así, y yo estaba del plan "vamos a por un batido".
Daría todo lo que tengo o tendré solo por sufrir otra vez, por hacer daño.
Gracias a Dios por la liga menor de Fiona y su jardín de hierbas.
Una de las ventajas de estar prácticamente muerta es que no tienes que molestarte en leer etiquetas de advertencia.
Había un líquido marrón que creí por un segundo que había estremecido mis pezones, pero creo que era psicosomático, porque acabé con todo y no sentí una mierda.
Probé cada ojo de tritón y ala de mosca hasta que encontrara algo que ya no me hiciera parecer a Marilyn Manson.
Y ese es el problema, ¿no?
No siento una mierda.

No puedo sentir nada.
Creemos que el dolor es el peor sentimiento.
No es así.
¿Cómo puede haber algo peor que este eterno silencio dentro de mí?
Estaba acostumbrada a no comer durante días.
O a comer como una loca y luego meterme los dedos por la garganta.
Ahora, no importa lo mucho que me atraque, no puedo llenar este vacío dentro de mí.
No lo soporto más.
Creo que me estoy echando a perder.

Tengo que hacer algo.





American Horror Story
Temporada 3, capitulo 7






Hay muchas cosas para pensar en todo lo que dice. Sin embargo en este momento resaltaría algo en particular. La cuestión especular. Ella no siente nada por los demás... y luego, como si de un espejo se tratase, no puede sentir nada ella...

Sergio Alonso Ramirez
Psicólogo Psicoanalista


2 comentarios:

  1. Realmente es asi,, solo hay algo peor que el dolor y es no sentir nada.
    Yo tambien me he encontrado vacio por el mismo motivo. No somos mas que el reflejo que nos llega de nosotros mismos.
    Nosotros ''la genereacion y'' nos aislamos de un mundo extraño, distinto a como se suponia que nos enseñaron, de pequeño te enseñan que puedes hacer lo que quieras con tu vida, que eres libre y unico, que tienes oportunidades, que hay unos valores y unos principios que tu en ese momento asocias como 'universales' .
    Luego cuando tienes uso de consciencia y te das cuenta de que el mundo esta podrido y plagado de perversos,, la salida mas facil es convertirse en perverso, o abandonarte a ti mismo (lo que es lo mismo que aislarte y abandonar el mundo exterior que tanto te angustia).

    Nose,, no termino ni de comprenderme yo mismo asi que no afirmare que he comprendido la entrada jajaj

    ResponderEliminar
  2. Te voy a responder con una historia real:

    En una época una amiga mía estaba muy angustiada, bordeando la depresión y principalmente la desesperación de la soledad. Se encontraba con sus amigos, se ponía a hablar de lo mal que se sentía, de lo mal que estaba, de su soledad y sus cosas. Cuando terminaba, sin preguntar siquiera por lo que le pasaba al que tenía enfrente, se iba. De golpe cuando sentía que había terminado de vomitar su angustia, te decía "bueno me tengo que ir ¿y tu que tal?".
    Y así seguía sintiéndose sola. Lo que ella no veía, que su soledad estaba dada por su incapacidad de darle un lugar al otro. Hablaba con cuerpos vacíos de vida, sólo con movimiento. Era tanto el momento egocentrista, que ella misma caía en su propia trampa.

    Por otro lado es verdad que el mundo puede ser un lugar tan inmenso y atemorizante como el mar, pero a su vez es cuestión de cada uno encontrar ese pedazo de tierra, esa isla donde poder crear su mundo.

    Las redes sociales hacen que pensemos que estamos conectados con "el mundo", para luego encontrarse con la nada. Quizás la solución no sea el "todo", ni siquiera la "nada", sino encontrar ese "algo", que no satisfacerá tanto el narcisismo, pero que es propio y permite existir.

    Saludos

    ResponderEliminar

psicosujeto psicoanalista Sergio Alonso Ramirez Madrid centro La Latina Ruben Dario Argentino psicólogo psicologo análisis analista psicología psicoanálisis ayuda angustia depresión amor tristeza felicidad Obsesiones consultorio consulta psicológica psiconalítica Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, depresión, terapia de pareja, TOC trastono obsesivo compulsivo, histeria, trastorno por conversión, ataque de pánico ansiedad, miedo, fobia, sexualidad, afecciones físicas con implicancia psicológica capital La Latina bruxismo, dolores 28005 atención on line online www.psicosujeto.com. Buen Bueno