"Hay algo que debéis entender de mi forma de trabajar. Cuando me necesitáis y no me queréis, debo quedarme. Cuando me queréis, pero ya no me necesitáis, debo irme... Es un poco triste, pero es así"- película: La niñera mágica.

(Sin embargo, a pesar de mi ausencia física, me tendréis allí donde me necesiten)


20 de octubre de 2014

Crear: El aplauso del rechazo.

El otro día pude ver la película de Steve Jobs. De alguna manera hay cosas interesante para reflexionar sobre los perfiles y circunstancias de personas que han inventado cosas nuevas y revolucionarias en el mundo.

Sin embargo hay un factor común en la mayoría de todos ellos: Son aplaudidos por los mismos que los han rechazado. 
En algún momento algunos me han comentado que él, Steve Jobs, había sido un tanto "cabrón". Sin embargo uno se pregunta: ¿Cómo hace un creativo para luchar contra todo un sistema?. 
Es decir: 
"Lo correcto es lo que hace la mayoría"
"El mercado dice que la tendencia es de..."
"Según los estudios científicos..."
"Lo avala la eminente institución..."
Entonces... ¿Qué se encuentra alguien que trae algo diferente? Básicamente con un maremoto de zombis negadores de lo nuevo. La gente, en general, más que abrazar lo nuevo, al  principio lo rechaza. Es como un nuevo significante, un nuevo concepto, una nueva palabra. Si les suena raro, es como que lo tienen a rechazar, no vaya a ser que eso pueda transformar sus cadenas significantes (que luego se expresan en las redes neuronales).
¿Cómo romper paredes sin martillos?
¿Cómo parar olas con sólo soplar?
¿Cómo hablar sin palabras?
No sólo el creativo tiene que ser bastante cabrón, sino también un poco esquizoide, rasgos autistas o Asperger. Sólo quien se convierte en  un marginal, quien puede salirse del oleaje del discurso general, aventurarse a pensar, a no subirse al tobogán de "lo que se dice", es quien puede ir más allá. Todo descubridor, inventor e investigador ha tenido que hacer un corte parcial con el mundo para poder traer algo nuevo. Obviamente hay un acto del orden de la creatividad, y otro factor que es de llevarlo a cabo y proponerlo al mundo. Los dos son iguales de importantes para que conozcan la luz. 
Cuando veía la película de Steve Jobs podía captar como empezaba por el final, por los aplausos, pero cuando se ve el comienzo, aparecen los rechazos, las mofas, los que "no lo ven claro", etc. Romper con la realidad, ser un creativo, es ser a la vez, necesariamente, un subversivo, un marginal. 
Tampoco hay que ir muy lejos para ver esto. Antes, cuando todo era genial en España, si se hablaba de la cosa iba a terminar mal, se lo tildaba de loco. Ahora se dice "es que se venía venir"... Y uno se pregunta ¿Por dónde? Porque tanto el discurso social, como todos los medios y las instituciones, dicen lo contrario. 
Ahora les dejo aquí algo para que en el futuro lo puedan ver. Así como explotó la burbuja inmobiliaria, pasará más de lo mismo con la Burbuja educativa. 
Entonces el crear, el dar algo al mundo, tiene que ver con animarse no a ser amado, sino a ser odiado, o rechazado por el mismo (seguramente con la idea de obtener lo contrario). 
Mucha gente desea los aplausos de quienes llegan ahí, pero ni en sus peores pesadillas imaginan pasar por los rechazos que tienen que atravesar aquellos que intentan poner un nuevo significante en la cadena de una cultura. Es decir, traer algo nuevo que resignifica aquello que ya estaba, parcial o totalmente. 
En un mundo de soluciones fáciles, de cuestiones rápidas, "eficaces" y de respuestas "cerradas", de ovejas que repiten sin animarse a la marginalidad del pensar, crear no es algo tan fácil. 
La desidia es algo que está a la orden del día, mucha gente creativa ve algo y piensan: "¿Por qué no harán esto de tal manera?", sin darse cuenta que están descubriendo una solución una situación, pero luego se dicen "bueno, ya lo harán otros". 
El creativo o inventor sabe que su destino primero es el rechazo por toda una concatenación de ideas y conceptos (significantes) que estarán como un muro resistiendo a aquello que quiere crear. Grandes profesionales, empresarios, gente de suma importancia a nivel social le podrán decir "eso no servirá". Pero sabemos que todos estamos en falta y nadie está, por más puesto y dinero que ostente, exento de equivocarse. Hay que entender que el propio entorno, al intentar hacerlo mejor o diferente, muy posiblemente dirán "bueno... no es necesario hacerlo tan bien"... La conformidad es lo que hace a la oveja, y el  pastor, si bien puede decidir hacer una nueva ruta, la tendrá que decidir sólo. Muchas veces lo que parece malo puede ser bueno y viceversa. 
Si quieres crear algo nuevo, muy posiblemente te tocará primero pasar por el margen de lo que hay, es decir, la marginalidad. 
Sin embargo... El sujeto es producto de la creatividad, desde la biología hasta la cultura. Y quien crea, en cualquiera de sus formas, se convierte un poco en dios, es decir, en humano, en aquel que simboliza y puede hacer algo nuevo con esto que toma de la realidad. La creación es ahora un hijo, una parte del creador en el mundo y cultura.


Sergio Alonso Ramírez
Psicólogo Psicoanalista 

1 comentario:

  1. Gracias Sergio.. ! Es tal cual, sólo tomar coraje y escuchar la inspiración all´´i donde el genio habla y tenerse mucha confianza! Bs

    ResponderEliminar

psicosujeto psicoanalista Sergio Alonso Ramirez Madrid centro La Latina Ruben Dario Argentino psicólogo psicologo análisis analista psicología psicoanálisis ayuda angustia depresión amor tristeza felicidad Obsesiones consultorio consulta psicológica psiconalítica Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, depresión, terapia de pareja, TOC trastono obsesivo compulsivo, histeria, trastorno por conversión, ataque de pánico ansiedad, miedo, fobia, sexualidad, afecciones físicas con implicancia psicológica capital La Latina bruxismo, dolores 28005 atención on line online www.psicosujeto.com. Buen Bueno